¿Qué es SEPA? Claves de la normativa sobre transferencias

¿Qué es SEPA? Claves de la normativa sobre transferencias

Las transferencias bancarias son parte del día a día de muchas personas. Gracias a ellas es posible enviar diferentes sumas de dinero a cualquier lugar. Que sean rápidas, sencillas y seguras es importante para satisfacer las necesidades tanto de las empresas como de las personas. En esta entrada te contamos en qué consiste la normativa SEPA y sus claves.

¿Qué es la normativa SEPA?

SEPA son las siglas de single euro payments area y consiste en una zona donde empresas e individuos pueden realizar pagos y cobros tanto dentro como fuera de una serie de estados. La normativa garantiza que existirá una igualdad de condiciones, derechos y obligaciones entre los países que la sigan. No importa el lugar en el que lleves a cabo los trámites, algo que queda refrendado por la Directiva Comunitaria de Servicios de Pagos.

La zona de la SEPA está integrada por 36 países, 27 de los cuales pertenecen a la Unión Europea. Otros miembros destacados son Andorra, Ciudad del Vaticano, Liechtenstein, Islandia, Mónaco o Suiza. Es un paso más del proceso de integración económica y monetaria de Europa con un objetivo claro: crear instrumentos de pago con estándares iguales. En estos se incluyen las transferencias, los adeudos directos o los pagos con tarjeta.

¿Qué es la normativa SEPA? Mandatos entre empresas

Esta normativa nació como una iniciativa del sector bancario y fue impulsada por el Banco Central Europeo y la Comisión Europea. Así, las barreras económicas y burocráticas entre los países miembros tienden a reducirse o directamente a desaparecer, algo que beneficia tanto a las empresas como a los particulares.

La adopción de la normativa se realizó siguiendo tres fases fundamentales: diseño, implantación y migración. Los trabajos para preparar el terreno se pusieron en marcha en el año 2004. En la primera se crearon los nuevos esquemas de transferencias y adeudos directos. También se desarrolló el marco para tarjetas bancarias, las infraestructuras de compensación y liquidación, los estándares y los requisitos de seguridad.

La segunda fase transcurrió entre el 2006 y el 2007, un tiempo en el que se preparó la puesta en marcha de las nuevas infraestructuras, estándares e instrumentos del SEPA. La tercera dio comienzo en 2008 donde coexistieron el anterior sistema con el nuevo que se estaba implementando. Al final, los esquemas tradicionales desaparecieron a favor de las que traía consigo la normativa.

¿Cómo afecta a las empresas?

La normativa afecta a las empresas, ya que estas tienen que realizar numerosos pagos, como es el caso de las nóminas de sus trabajadores o la compra de productos a sus proveedores. Así, el primer efecto que genera sobre ellas es la necesidad de firmar un mandato, el cual hace que las domiciliaciones bancarias pasen a ser adeudos directos SEPA. Estos se dividen en dos modalidades que tienes que conocer:

  • SEPA Direct Debit B2C (business to consumer): son operaciones básicas destinadas a realizar cobros a consumidores, autónomos y empresas.
  • SEPA Direct Debit B2B (business to business): en este caso, los deudores y acreedores son empresas o autónomos, quienes disfrutan de unos trámites ágiles y simplificados.

Es necesario, en ambas modalidades, firmar un acuerdo entre acreedor y deudor que refleje la autorización para cargar fondos contra una cuenta en su cuenta bancaria por parte del deudor al acreedor. Dicha autorización se denomina mandato. Su existencia es obligatoria para poder domiciliar los pagos, algo que antes se llevaba a cabo mediante un contrato apalabrado.

¿Cómo afecta la normativa SEPA a las empresas?

Otro aspecto que debes conocer es que los adeudos a emitir se presentarán en el banco emisor con antelación a la fecha de cobro. Hasta ahora, en la modalidad B2C había que diferenciar los diferentes plazos. Por ejemplo, si firmabas un préstamo, te enviarían el pago de la primera cuota (el primer recibo), luego las siguientes (pagos recurrentes) y el final (último de la serie). En cada uno había que dejar claro su carácter para evitar confusiones.

Sin embargo, en la actualidad solo existe un único plazo de presentación de adeudos de esta modalidad. Además, la notificación se realiza con tan solo un día de antelación antes de realizar el cargo, algo que antes exigía que el banco de la empresa notificara al cliente con 3 o 5 días de tiempo antes de tener que efectuar el cargo.

El mandato al detalle

Quizás no te haya quedado claro en qué consiste el mandato, por lo que merece la pena dar una explicación detallada del mismo. Los mandatos, también conocidos como órdenes de domiciliación, son el instrumento por el cual el deudor autoriza y consiente al acreedor diversas acciones. Una de ellas es iniciar los cobros mediante el cargo en la cuenta indicada previamente, lo que garantiza que se eviten confusiones e impagos.

La otra es autorizar a la entidad del deudor a cargar en la cuenta indicada los adeudos presentados para su cobro por parte de la entidad bancaria asociada al acreedor. Por tanto, ambas acciones están centradas en asegurar y garantizar que los cobros se realicen de una forma ordenada.

El mandato tiene que estar suscrito por el deudor como titular de la cuenta de cargo u otras personas que ostenten tal poder por designación del deudor. Además, el mandato con la firma quedará almacenado por el acreedor mientras esté en vigor, durante los plazos establecidos por la ley, cuando sea cancelado o durante el periodo estipulado para su reembolso.

Ventajas de la normativa SEPA

Ventajas de la normativa SEPA

  • Existen diferentes ventajas que esta normativa trae a las empresas. La primera de ellas es una mejora en la eficiencia de los pagos y cobros. Estos tienen que realizarse en la cuenta destinataria en un día hábil, algo que afecta a todos los países que siguen la SEPA. De esta forma, las organizaciones pueden realizar sus pagos en menos tiempo y mejorar su operativa.
  • Otro aspecto a tener en cuenta es la estandarización de las formas de pago. No se utilizarán números de cuenta u otros instrumentos, solo se dispondrá de un IBAN para todos los participantes. Es otro paso en la simplificación de las transacciones, algo necesario para garantizar que la economía no se ve obstruida por demasiados pasos intermedios.
  • También se reducen las comisiones bancarias, las cuales pueden contribuir a que no se realicen determinadas transacciones. Ten en cuenta que la comisión llega a suponer un sobrecoste que las dos partes podrían no querer afrontar. Los costes de la acción están estandarizados en todos los países integrantes de la Zona Única de Pagos en Euros. De esta forma, las operaciones se ven aún más simplificadas.
  • Por descontado, la seguridad aumenta en los servicios de pago. Una vez más, la estandarización fomenta que no haya una gran cantidad de pasos intermedios, en los cuales podrían surgir diferentes problemas. Además, al sustituir los números de cuenta por un IBAN, no es necesario que se posea una amplia variedad de cuentas que pueden dificultar su control.
  • Los costes administrativos también disminuyen. Esto es posible gracias a la optimización de los procesos de pago, algo muy necesario para las empresas. Es un ahorro que destinar a otras áreas de la organización para mejorar los servicios o productos que ofrecen. Siempre que actúen dentro del ámbito marcado por la SEPA, las empresas podrán beneficiarse de estas y otras ventajas.

Como se crean las remesas bancarias y los mandatos SEPA

  • Si antes existían barreras u obstáculos para las transacciones entre países, ahora desaparecen. Se aprecia en esta ventaja la misma apuesta por agilizar los procesos de pago. Antes podía darse el caso de que un estado que ahora sigue la normativa impidiera transacciones de otro. Esto hace que las operaciones de las empresas sean más sencillas y que puedan actuar en diferentes lugares sin temer a diferentes trabas o problemas de índole política.
  • El control en las transacciones aumenta, ya que se asegura a las empresas que sus clientes pagarán sus deudas siempre que estas sean contraídas. Además, se acaba con los impagos por caducidad o cancelación de la tarjeta y se ayuda a fidelizar a los consumidores, un apartado que no puedes dejar de lado. Esto se debe a que la forma de pago es más cómoda y sencilla, algo que siempre va a ser apreciado.
  • Por último, se mejora el flujo de caja al simplificar los pagos, lo que lleva a que los ingresos mensuales aumenten al reducirse las trabas y los tiempos en los que se realizan los cobros. Este es un beneficio que traerá diferentes consecuencias, como la opción de atraer a más inversores al mostrar una mejora en el desempeño del negocio que siempre es bien recibida.
  • Las transferencias bancarias se ven mejoradas, algo que no pasa desapercibido. Gracias a la SEPA, tienes todo el control sobre las operaciones que realizas. Esto puede aumentar gracias al uso de un software ERP, el cual garantiza una mayor agilidad en tareas de contabilidad.

Conclusión

En definitiva, la SEPA ha traído diferentes mejoras desde su implantación. Como has podido ver, las empresas salen ganando con ella, pero también ocurre lo mismo con los consumidores. Las transacciones se agilizan, su coste se reduce y las trabas entre los países firmantes desaparecen. Esto sirve para potenciar y modernizar la economía, algo que siempre beneficiará a la sociedad al completo.

 

Quiero probar la DEMO

¡Solo un momento, por favor!

Antes de irte, solicita tu acceso a la Demo...

¡es gratis y puedes probarla cuanto quieras!

¿Quieres que te llamemos? ☎

Déjanos tu número te teléfono y te contactamos en breve.
Si lo deseas (es opcional) indica también tu email u horario que te venga bien para llamarte.