¿Cómo contabilizar el IVA de las comisiones bancarias?

¿Cómo contabilizar el IVA de las comisiones bancarias?

Actualizado el: 9 enero 2023

Cuando trabajamos con entidades financieras, pagamos algunas cuotas (dependiendo del contrato). ¿Llevan IVA esas comisiones bancarias? Y, en caso afirmativo, ¿cómo se contabiliza? Aunque existen bancos con comisiones 0, es poco probable que no pagues nada por algunas de tus operaciones.

Si tienes dudas en este sentido, te invitamos a leer este artículo, en el que vamos a explicar todo sobre este tema.

Qué son las comisiones bancarias y los bancos comisiones 0

Una comisión bancaria es el cobro que realiza un banco por prestar un servicio. Por ejemplo, existen comisiones como sacar o ingresar dinero en cuenta, cambiar divisas, conceder una tarjeta, analizar la viabilidad de un préstamo o, simplemente, administrar tu cuenta, entre otras.

Estas comisiones pueden cobrarse de una sola vez (tarifa plana) o por separado, es decir, realizar el pago cada vez que se presta un servicio gravado con comisión.

Debes tener en cuenta que el precio de las comisiones es libre. El Banco de España no puede ni limitar ni denegar el pago de ese importe. Por tanto, los bancos pueden cobrar lo que quieran. Es cierto que también existen los bancos con comisiones 0, pero sus servicios son limitados.

Por otra parte, debes saber que el cobro debe realizarse siempre y cuando tú hayas solicitado o aceptado el servicio. Es decir, no pueden cobrarte por un servicio que no utilices.

Tipos de comisiones bancarias

Esas cuotas cobradas por el banco se pueden dividir en dos tipos. Es importante conocerlos, ya que, dependiendo de en el que se encuentren, podremos saber, antes de pagarlas, si las comisiones bancarias llevan IVA o no.

  • Comisiones financieras. Son las que forman parte del coste de una operación. Entre ellas, podemos citar las de estudio (de un crédito o descuento de una letra de cambio), por incumplimiento del cliente (por ejemplo, por no pagar una cuota de un préstamo) o por inversión en productos financieros (asociadas a la compra de acciones o bonos).
  • Comisiones de servicio (o no financieras). Son las cuotas que cobra el banco por la prestación de sus servicios. Se trata de las más habituales y conocidas y, entre ellas, podemos citar la emisión o renovación de tarjetas, el cambio de moneda o ingresar un cheque en cuenta.
Tipos de comisiones

Las comisiones bancarias que llevan IVA

La normativa es clara en el IVA de las comisiones bancarias: solo las no financieras están gravadas con este impuesto. Las comisiones financieras no están sujetas al impuesto sobre el valor añadido.

Por su parte, las de servicio, aquellas que el banco cobra a sus clientes por la prestación de un servicio, sí que están sujetas a IVA. Es importante saber que hay una amplia lista de exenciones en este caso, tal y como se recoge en el artículo 20.1.18 de la ley del IVA.

Gestión de cobro

Los servicios de gestión de cobro se gravan con IVA. Es el caso de las letras de cambio o los créditos. La exención, en este caso, está en las operaciones de abono en cuenta de cheques o talones, que no están sujetas a este impuesto.

Contratos de factoring

Los servicios de contratos de factoring están gravados con IVA, a excepción de los de anticipo de fondos.

Compra de oro de inversión (con IVA de las comisiones por intermediación)

Si encargas a la entidad bancaria que compre o venda monedas de oro por ti, como forma de inversión, debes saber que es preciso abonar el IVA de las comisiones por intermediación.

Arrendamiento financiero

Los contratos de arrendamiento financiero y las operaciones asociadas a ellos llevan comisiones a las que, además, habrá que sumarles el importe del IVA correspondiente.

Arrendamientos financieros

Como contabilizar el IVA de las comisiones bancarias

¿Quieres saber cómo contabilizar el IVA de las comisiones bancarias? Como en cualquier otro hecho contable, es necesario hacer un preanálisis de las comisiones bancarias en el que se establezcan las cuentas que intervienen, qué comisiones se abonan y cuáles se cargan, así como el importe de cada una de ellas.

Por otra parte, es preciso que, si se abonan comisiones bancarias por adelantado, estas se anoten en la cuenta de pérdidas y ganancias.

Así, el importe del IVA abonado deberá ser señalado, tal y como se viene haciendo con otro tipo de pagos que están gravados con dicho impuesto.

Con Cloud Gestion podrás gestionar tus comisiones bancarias

Cómo ves, el IVA de las comisiones bancarias debe ser contabilizado como si de otro pago de esta clase se tratara. Un ERP en tu empresa, como el de Cloud Gestion, será la solución para evitar errores en las cuentas y la facturación, en general, teniendo siempre presente qué importes deberán abonarse; y asegurándose de que, llegado el momento de presentar las cuentas, todo estará en orden y listo para presentarlo a la Administración.

Conclusión

Es importante tener en cuenta que la aplicación del IVA a las comisiones bancarias puede variar según el tipo de comisión y el uso que se le dé al servicio bancario. Por lo tanto, es recomendable consultar con un experto en contabilidad o con el organismo tributario del país en cuestión para obtener información precisa y actualizada sobre la contabilización del IVA en las comisiones bancarias.

Quiero probar la DEMO de Cloud Gestion

¿Quieres que te llamemos? ☎

Déjanos tu número te teléfono y te contactamos en breve.
Si lo deseas (es opcional) indica también tu email u horario que te venga bien para llamarte.

¡Solo un momento, por favor!

Antes de irte, solicita tu acceso a la Demo...

¡es gratis y puedes probarla cuanto quieras!