¿Qué es y cómo presentar el modelo 390?

Actualizado el: 14 marzo 2022

¿Sabes qué es el modelo 390 y para qué sirve? Aquí te vamos a explicar de manera detallada todo lo que debes saber sobre este modelo informativo que debe presentarse ante la Agencia Tributaria. En este artículo hablamos de otros modelos de Hacienda habituales.

Además, te daremos todas las instrucciones que necesitas para saber rellenarlo de forma adecuada y paso a paso. Si tenías alguna duda con todos los impuestos y datos que debes presentar a Hacienda, ahora es tiempo para resolverla.

¿Qué es el modelo 390 y para qué sirve?

El 390, también denominado como la declaración-resumen anual del IVA, es tan solo una declaración informativa y tributaria que muestra todas las operaciones que se han realizado a lo largo del año natural y que son relativas a la liquidación del IVA (Impuesto sobre el valor añadido). Al ser un documento informativo, no lleva cargo alguno.

Es un documento que es obligatorio presentarlo tanto si eres autónomo como si estás como empresa. Y este se lleva junto con el modelo 303 para demostrar la correlación con los otros modelos trimestrales que deben presentarse durante el ejercicio fiscal.

Con esto se demuestran la correlación de los modelos trimestrales. De ahí que sea imprescindible que los modelos cuadren, porque si hubiera alguna inspección tributaria y no coincidiera todo, existirían sanciones de índole económica.

Por lo tanto, su función exacta es simplemente informativa. Hacienda estudiará cada dato numérico que esté en esos modelos y que hemos declarado trimestralmente. Y es fundamental no equivocarse y que los números de la declaración anual del IVA cuadren completamente con lo declarado en el trimestre para que Hacienda no solicite una inspección.

¿Quién debe presentar esta información tributaria?

La declaración-resumen anual del IVA debe presentarla cualquier empresario, profesional o freelancer que desarrolla una actividad económica que está sujeta al IVA. Así, tenemos los siguientes sujetos:

  • Aquellos sujetos pasivos con un periodo de liquidación trimestral, que realicen actividades en un régimen simplificado de IVA, con arrendamiento de bienes inmuebles y que tributen en territorio común.

No se debe presentar declaración de resumen anual de IVA en esos casos en los que no exista la obligación de presentar la autoliquidación del último periodo tras estar declarado de baja en el Censo de Empresarios, Profesionales y Retenedores, descubre aquí qué es el RETA.

Sin embargo, no están obligados a presentar ese modelo número 390 los siguientes sujetos:   

  • Los sujetos pasivos que están obligados a llevar el modelo 368: servicios de telecomunicación, radiodifusión o TV y electrónicos.
  • Desde el 2014 también quedan exentos de presentar este modelo los autónomos que tributen en módulos y los que se dedican al arrendamiento de bienes inmuebles urbanos.
  • Aquellos sujetos pasivos con la obligación de presentar autoliquidaciones no periódicas de acuerdo al artículo 71.7 con respecto al Reglamento del impuesto sobre el valor añadido.
  • Todos los sujetos pasivos que lleven el registro del IVA a través de la Sede electrónica de la AEAT (Suministro Inmediato de Información). Y estos son: los inscritos al REDEME (Registro de Devolución Mensual del IVA), las grandes empresas con una facturación superior de 6.010.121,04 €, los grupos de IVA.

¿Cómo se presenta el modelo 390? ¿Qué plazo tiene?

Este modelo informativo se presenta ante la Agencia Tributaria entre el 1 y el 30 de enero del año siguiente a todas las operaciones. Es decir, en diciembre se cerrarían todos los datos con respecto a ese último mes del año, y en enero se presenta el modelo 390 para dar todos los datos sobre la actividad del IVA que se ha tenido en el año anterior.

Por lo tanto, el plazo para presentarlo es dentro de los 30 primeros días del mes de enero del año siguiente.

¿Cómo debes presentar la declaración de IVA?

En la actualidad, se realiza de manera digital con el certificado electrónico personal o a través de la clave PIN. Esto se puede efectuar con la gran mayoría de los modelos y se presenta en la Sede Electrónica de Hacienda con certificado digital. Si se ha completado de manera correcta, no habrá ningún trámite extra.

Para cumplimentar el resumen anual del IVA, aquí te detallamos los datos que debes tener antes de rellenarlo. Antes de escribir nada, ten en mano lo siguiente:

  • Valores de la base imponible y el valor de la cuota de IVA.
  • Los tipos impositivos que existen: 4 %, 10 % o 21 %.
  • Documentación de la procedencia de los ingresos o gastos. Sobre todo, interesa saber si es intracomunitaria, extracomunitaria o nacional.
  • Es fundamental diferenciar los gastos corrientes de los gastos por los bienes de inversión.

Además, necesitarás:

  • Conocer el resultado total de los impuestos que se han aplicado en cada factura y la cantidad final a pagar.
  • Revisa de nuevo que hayas contabilizado todos los gastos y calcula los deducibles que están aplicados a la actividad que ejerces.

Una vez que tengas estos datos e información, podrás proceder a rellenar este modelo de IVA.

¿Cómo debe rellenarse?

Los puntos más importantes que debes considerar a la hora de rellenar el modelo, son:

  • El sujeto pasivo. En este apartado presentaremos los datos de identificación, como el NIF y el nombre del autónomo o empresa.
  • Devengo. Se debe especificar el ejercicio y el año a declarar y si la declaración se trata de una sustitutiva.
  • Los datos estadísticos, como son las actividades a las que nos vamos a referir en la declaración. Hay que indicar cuáles de las actividades son primarias y cuáles secundarias.
  • Los datos del representante. Esto solo se deberá rellenar si se interviene en nombre de un tercero.
  • IVA devengado. Este es el IVA que, tanto si eres autónomo como una empresa, vas a cobrar a tus clientes cuando les emites una factura, recuerda nuestra Guía Completa sobre el IVA. En este apartado, deberás exponer los ingresos por la actividad, desglosado según el tipo de operación y el tipo de IVA que se aplica. En general, este será del 21 %. Las casillas de la columna de la base imponible deben coincidir con la suma de los otros trimestres del año presentados en el modelo 303. Cuando completes todos los campos, deberás analizar si el resultado del Modelo 303 del cuarto trimestre se corresponde con el resultado que hay en el modelo 390.
  • IVA deducible. Se trata del porcentaje del IVA que un empresario o un autónomo puede recuperar cuando compra un bien o un servicio que está relacionado en exclusiva a la actividad que ejerce. En este caso, hay que poner los gastos que se han realizado y se conocerá el IVA que se ha repercutido. Hay que tener en cuenta que las casillas que forman la columna de la base imponible han de coincidir siempre con la suma de los cuatro trimestres que se han presentado. Y esto debe ser igual a la columna de la cuota deducible.
  • Resultado de la liquidación anual. La operación final y total de todas las declaraciones llevadas a lo largo de los trimestres.
  • Tributación por administración.
  • Resultado de las liquidaciones.
  • El resumen de todas las operaciones efectuadas y los ingresos conseguidos.
  • Otras operaciones específicas, como son la compra de bienes o el pago por servicios que no están bajo la deducción del IVA.
  • El apartado de prorrata se refiere a aplicar un porcentaje sobre el IVA Soportado. Para conocer esto, hay que calcular y analizar los diferentes campos: la actividad económica y el código CNAE, el importe final de todas las operaciones de compra y venta, aquellas operaciones que tienen derecho a una deducción, el tipo de prorrata y el porcentaje a aplicar.
  • Las actividades bajo los regímenes de deducción diferenciados que está reflejado en el artículo 1 de la ley del IVA, y también hay que incorporar el desglose del IVA deducible.

Consejos cuando realices este procedimiento

Para que todo este proceso salga bien y que presentes los datos necesarios y reales a Hacienda, es recomendable contar con un programa de gestión de impuestos, como Cloud Gestion. Te ahorrará tiempo a la hora de realizar este modelo o cualquier otro y, por lo tanto, dinero. Además, es la mejor manera de no equivocarse en ninguno de los pasos y así evitar problemas con la administración pública.

Por otra parte, hay que tener en cuenta que, si los modelos que has presentado a lo largo del año han salido a pagar, debes sumar lo que has ingresado e indicarlo en la casilla número 95.

En caso de que el IVA te salga a devolver, debes indicarlo en el modelo. Lo pondrás en la casilla 98, o si quieres que se compense para el próximo año, señalando en la casilla 97.

Como última clave a la hora de que rellenes el modelo de la mejor manera, encontrarás en el apartado sobre el volumen de operaciones dos exclusiones a tener en cuenta:

  • Aquellas operaciones que se han dado en establecimientos localizados fuera del territorio donde se aplica el IVA. Esto será posible solo si los costes que no han sido soportados por los locales en el mismo territorio.
  • En la letra C y D del número 1, en el artículo 9 de la Ley del IVA, también excluye los autoconsumos de bienes.

Como puedes observar, rellenar y presentar el modelo 390 no es complicado. Pero es muy importante que señales todo y que cuadren los números que has declarado.

Quiero probar la DEMO de Cloud Gestion

¿Quieres que te llamemos? ☎

Déjanos tu número te teléfono y te contactamos en breve.
Si lo deseas (es opcional) indica también tu email u horario que te venga bien para llamarte.

¡Solo un momento, por favor!

Antes de irte, solicita tu acceso a la Demo...

¡es gratis y puedes probarla cuanto quieras!