Facturas ▷ Preguntas y programas de facturación

Facturas. Aspectos importantes para entender la facturación

Actualizado el: 27 enero 2023

Cuando se trata de un negocio, hay muchas cosas de las que debes ocuparte. Entre ellas está el proceso de facturación: la correcta gestión de las facturas en una empresa es un elemento crucial para el éxito. En este artículo repasaremos todo lo que necesitas saber sobre la facturación, de una forma general, aunque encontrarás enlaces a otros artículos más específicos. ¡Vamos a ello!

Contenidos ocultar

Qué es una factura y por qué se utilizan

Una factura es un documento que enumera los servicios o productos vendidos por una entidad comercial e indica el importe acordado preliminarmente para cada uno. En otras palabras, una factura es un registro que resume los términos de una venta e indica qué se vende y a quién. También se utiliza como medio de documentación fiscal.

¿Por qué las empresas facturan a sus clientes? Las facturas se utilizan para registrar las ventas y proporcionar a los clientes una forma de documentación que puede utilizarse para seguir el estado de sus compras. Esto es especialmente importante para las empresas que venden productos o servicios de forma recurrente.

Un aspecto clave para dirigir una empresa con éxito es mantener un flujo de caja saludable. Una forma de hacerlo es identificar a los clientes que repiten y asegurarte de que les estás facturando correctamente los servicios que te han prestado.

Para lograr este objetivo, es imprescindible controlar cuidadosamente todas las ventas. Una forma de registrar cada venta es crear una factura que detalle toda la información necesaria. Este registro puede utilizarse para seguir el estado de las cuentas por cobrar de los clientes y asegurarse de que todas las facturas se pagan a tiempo.

Al registrar cada venta en una factura, las empresas pueden controlar el estado de sus cuentas por cobrar y asegurarse de que todas las facturas pendientes se gestionan a tiempo. Te dejamos un resumen en esta infografía:

Qué es una factura y por qué se utiliza

Cómo crear una factura. ¿Plantillas o software de facturación?

Crear una factura puede parecer una tarea sencilla al principio, pero hay algunos elementos clave que deben incluirse para que la factura sea válida y ejecutable.

Para garantizar el formato adecuado de tu factura, lo mejor es utilizar una plantilla de facturación o un programa informático, lo que garantizará que tu factura cumpla las normas del sector y te ahorrará tiempo. La creación de una factura es una parte importante de la gestión de un negocio con éxito.

Sin embargo, puede ser un proceso complicado si no estás familiarizado con los entresijos de este proceso. Si buscas ayuda para este proceso, deberías considerar el uso de un software de facturación. Este tipo de software te facilitará mucho el proceso y te permitirá crear facturas para tu empresa.

Estos programas informáticos pueden comprarse en línea o a través de una tienda de software. Una vez que hayas adquirido el programa, podrás crear facturas en cuestión de minutos, siempre y cuando el software sea intuitivo y fácil de usar.

Con un programa bien diseñado, podrás crear siempre facturas bien acabadas y de aspecto profesional. Si la aplicación es buena o cuenta con un buen manual de ayuda, podrás crear facturas con un programa de software en poco tiempo.

¿Cuáles son los requisitos para emitir una factura en España?

En España, todas las empresas deben emitir una factura a sus clientes para registrar correctamente las transacciones. Hay algunos requisitos diferentes que las empresas deben cumplir al emitir una factura, dependiendo del tipo de producto o servicio que se ofrezca.

Por ejemplo, si una empresa vende un producto físico, como un mueble o un vestido, normalmente debe incluir detalles como el nombre del artículo, el número de modelo, las dimensiones y el precio. Algunos de los requerimientos ineludibles son:

  • Debe estar redactada en castellano o en otro idioma oficial de la Unión Europea.
  • Debe incluir la fecha de emisión.
  • Debe incluir el número de identificación fiscal del emisor y el del destinatario.
  • Por tanto, las empresas deben estar registradas en la Agencia Tributaria, y cumplir los requisitos estándar establecidos por la legislación española.
  • Debe indicar el domicilio fiscal del emisor.
  • Debe especificar el concepto de la operación.
  • Debe indicar el importe total de la operación, así como el tipo de impuestos aplicables.
  • Debe llevar la firma del representante legal de la empresa.

Por último, es posible que las empresas tengan que incluir cualquier otra información relevante, como recibos o detalles del contrato. Independientemente del tipo de producto o servicio que se ofrezca, todas las empresas españolas deben emitir una factura antes de cobrar a sus clientes.

¿Cuáles son los requisitos para emitir una factura en España?

Qué información debe incluirse en una factura

Al preparar una factura, es importante ser lo más minucioso posible para minimizar la confusión y asegurarse de que el cliente recibe toda la información que necesita.

Las partes más importantes de una factura incluyen el listado de productos, el desglose de la mano de obra y los materiales y, por supuesto, la fecha de vencimiento.

El listado de productos debe enumerar claramente los nombres de los productos y cualquier detalle relevante sobre ellos, como colores o tamaños.

El desglose de la mano de obra y los materiales debe incluir un desglose de la cantidad de cada artículo y cuándo se compró.

Debe indicarse claramente la fecha de vencimiento, así como cualquier requisito de pago adicional (como el pago contra reembolso o con tarjeta de crédito).

Siguiendo estas directrices, puedes estar seguro de que tu factura proporciona un resumen preciso y completo de la transacción y ayuda a garantizar que ambas partes entienden las responsabilidades de la otra.

Tipos de facturas en España: descripción y diferencias

Factura Ordinaria

La factura ordinaria es el tipo de factura más común en España. Se trata de una lista detallada de los materiales, la mano de obra y los gastos generales que se han utilizado para producir un producto o servicio específico.

Suele ser enviada por las empresas para hacer un seguimiento de los gastos y cumplir la normativa gubernamental. Debido a su importancia, las facturas ordinarias reciben un gran escrutinio tanto de los clientes como de los agentes gubernamentales.

Para hacerlas más atractivas, muchas empresas utilizan ahora gráficos y colores para que sus facturas sean más llamativas. Además, pueden incluir fotografías para mejorar la legibilidad de su información.

En general, las facturas ordinarias proporcionan un valioso registro de la actividad empresarial que puede ser útil tanto para los consumidores como para las autoridades.

Factura Simplificada

Una factura simplificada es un documento que resume los detalles de una venta y documenta cualquier obligación que el comprador pueda tener con el vendedor como resultado de la venta.

Por ejemplo, una factura simplificada puede incluir información sobre el producto que se vende, el precio, los derechos o impuestos que se deban, y cualquier otra información necesaria para calcular correctamente los pagos que se deban.

Las facturas simplificadas se utilizan a menudo en las ventas sencillas en las que apenas hay negociación. También pueden ser útiles para reducir la carga de papeleo tanto para el vendedor como para el comprador. En muchos casos, una factura simplificada puede ser todo lo que se necesita para finalizar una transacción.

Factura Proforma

Una factura proforma es un tipo de factura que suele acompañar a un borrador de factura. Documenta los requisitos del cliente y los detalles específicos del producto o servicio que se ofrece.

La factura proforma puede utilizarse para agilizar el proceso de facturación y hacerlo más eficiente. También puede ayudar a garantizar que el cliente recibe exactamente lo que espera del proveedor de servicios.

En algunos casos, la ley puede exigir una factura proforma. Por ejemplo, en España es habitual que las Administraciones Públicas soliciten facturas proformas a la hora de analizar y conceder subvenciones a empresas que solicitan ayudas.

Factura Recapitulativa

La factura recapitulativa es un documento que resume la información contenida en una factura con el fin de conciliar cualquier diferencia entre el precio de la factura y el importe final de la misma. La factura recapitulativa puede utilizarse en situaciones en las que puede haber un malentendido entre las partes, o cuando se ha aplicado un descuento en la factura que no se reflejaba en el pedido original.

La ventaja de utilizar una factura recapitulativa es que concilia eficazmente cualquier discrepancia entre los dos documentos y puede evitar cualquier frustración o malentendido innecesario entre las partes implicadas.

Además, al demostrar claramente la discrepancia entre el precio de la factura original y el importe de la factura final, una factura recapitulativa puede ayudar a minimizar la posibilidad de futuras disputas o malentendidos.

Factura Rectificativa

Una factura rectificativa es la que se emite cuando hay un error en la factura original. Por ejemplo, si un artículo se envía a una dirección incorrecta o no se describe con precisión, puede ser necesaria una factura rectificativa.

Una factura rectificativa también suele usarse para anular facturas que no llegarán a cobrarse, por el motivo que sea. En situaciones en las que no se puede cobrar una factura, se suele utilizar una factura rectificativa para anular la factura original e instruir al cliente sobre cómo puede evitar el cobro. 

Diferentes tipos de facturas en España: descripción y diferencias

El Reglamento de las Obligaciones de Facturación, o Real Decreto 1619/2012

El Real Decreto 1619/2012, de 30 de noviembre, también llamado habitualmente Reglamento de Facturación, especifica las características y obligaciones a la hora de gestionar y administrar facturas. El objetivo principal de este Real Decreto es la protección de los derechos de los consumidores y del interés comercial de las empresas.

Al precisar las características y obligaciones en la gestión y administración de las facturas, este decreto pretende facilitar a las empresas el cumplimiento de las obligaciones que les impone el Código de Comercio español.

Los principales objetivos de este Real Decreto son los siguientes:

  • La protección de los consumidores, que tienen derecho a recibir información veraz y completa sobre los productos o servicios que adquieren.
  • La protección de las empresas, cuya estabilidad y eficiencia económica puede verse amenazada por prácticas fraudulentas.
  • La promoción de una mayor equidad en el ámbito comercial, especialmente entre proveedores y consumidores.
  • El establecimiento de normas de buenas prácticas y transparencia en el proceso de gestión de las facturas.

Las características más importantes de este Real Decreto son las siguientes: 

  • La exigencia de que todos los acuerdos comerciales incluyan una declaración escrita de acuerdo de ambas partes. Esto garantiza que todas las condiciones sean claras y coherentes desde el principio.
  • La exigencia de que todas las facturas contengan una descripción de los bienes o servicios prestados y su precio real. Esto proporciona a los consumidores una información clara sobre lo que están comprando y reduce la posibilidad de disputas posteriores.
  • El requisito de que los proveedores se aseguren de que las facturas no estén firmadas por todas las partes implicadas en la transacción. Esto ayuda a evitar confusiones y disputas posteriores.

¿Quién está obligado a emitir facturas? Obligaciones legales

Para cumplir con la Ley General Tributaria, todos los autónomos y empresarios están obligados a emitir y conservar las facturas, trazando así el seguimiento de las ventas y los ingresos, y también de cara a la declaración de impuestos.

Es obligatorio cuando:

  • Se realiza una venta de bienes o servicios a una empresa.
  • Se presta un servicio a un particular y el cliente solicita la factura
  • A efectos de información fiscal, cualquier entidad (pública o privada) lo solicite.
  • Se realiza una compra de bienes o servicios a un proveedor.
  • Una empresa tiene que emitir facturas en otro país de la UE para facilitar la transferencia de bienes o servicios entre países miembros (por ejemplo, Alemania).
  • Se realiza una prestación de servicios en el territorio de España para un cliente que esté domiciliado en el extranjero
  • Se realiza una operación de crédito o débito.
  • Se realiza una operación de leasing,  renting o factoring.

La importancia de llevar un registro preciso de las facturas

La importancia de llevar un registro preciso de las facturas no puede ser subestimada. No solo es esencial para mantener un control sobre los gastos de la empresa, sino que también es útil para preparar declaraciones de impuestos y presentar otros documentos financieros.

Si no se lleva un registro adecuado de las facturas, es posible que no se pueda cobrar a los clientes por los productos o servicios que se les han prestado. También es posible que se pierda el control sobre los ingresos y gastos de la empresa, lo que podría conducir a una situación financiera desestabilizada.

Por parte de Hacienda, una empresa puede ser penalizada por no llevar un registro adecuado de sus facturas, sobre todo si se demuestra que la falta de documentación ha dificultado la tarea de la administración tributaria al momento de comprobar la correcta declaración de impuestos.

¿Puedo hacer una factura sin ser autónomo?

Esta pregunta es muy común entre las personas que realizan trabajos puntuales y que se ven en la obligación de crear facturas, aunque no desean darse de alta como autónomos.

La respuesta corta es no. Vamos a explicarlo un poco más:

Para emitir una factura, es necesario ser autónomo. Los autónomos son trabajadores por cuenta propia que prestan servicios a otras empresas o particulares.

Según la Ley de Impuestos sobre el Revenido de los Autónomos (Ley 35/2006, de 28 de noviembre), para poder ejercer la actividad y, por tanto, estar dado de alta como autónomo en la Seguridad Social, es necesario que la persona cumpla una serie de requisitos, entre ellos, estar inscrito en el Registro de Trabajadores Autónomos.

Una vez cumplidos todos los requisitos y estando dado de alta como autónomo, se puede emitir factura. Para ello, se debe indicar en la factura el número de identificación fiscal, el domicilio social y, en algunos casos, el número de inscripción en el Registro Mercantil.

En caso de no ser autónomo, no se podrá emitir factura y, por tanto, no se podrán cobrar los servicios prestados.

Según la jurisprudencia que se ha ido asentando durante el tiempo, se puede entender que no es necesario registrarse como autónomo para emitir facturas si los ingresos son inferiores al SMI y la actividad no se realiza de forma habitual.

Sin embargo, la jurisprudencia no es una norma fija y estable, y sigue estando sujeta a las disposiciones más estrictas de la Ley. Y esta posibilidad de facturar sin ser autónomo no está contemplada expresamente por la Ley.

Por lo tanto, no es recomendable facturar sin ser autónomo, aunque ciertos casos hayan sido cubiertos por la jurisprudencia. Lo cierto es que los problemas en que te puede meter son bastante disuasorios.

Contenido de la factura: base imponible, como se calcula el IVA y el importe total de una factura.

Al calcular el IVA de una factura, hay una serie de cálculos cruciales que deben aplicarse. Entre ellos se encuentran la base imponible, el importe del IVA que se deberá pagar y el tipo aplicable.

La base imponible es la cuantía que se cobra por un determinado bien o servicio, y sobre la que se calculan y aplican los impuestos y gravámenes pertinentes.

El IVA, o Impuesto sobre el Valor Añadido, es un tipo de impuesto sobre las ventas que se aplica al valor de los bienes o servicios que se venden.

El importe del IVA a pagar se determina dividiendo la base imponible total por el tipo aplicable. Así se obtiene una estimación del importe total del IVA que se deberá en la factura.

Por último, el tipo aplicable es el tipo de IVA que se aplicará a la base imponible total. Eso si, hay que conocer bien los tipos de IVA y cuando aplicarlos, ya que existen varios IVAs en función del producto o servicio:

  • IVA general: 21%. Se aplica a la mayoría de bienes y servicios.
  • IVA reducido: 10%. El IVA reducido se aplica a determinados bienes y servicios:
    • Libros, periódicos y revistas.
    • Hospitales y clínicas.
    • Actividades culturales, deportivas y de espectáculos.
    • Determinados productos alimentarios.
    • Bienes de equipo para personas con discapacidad.
    • Hogar y jardín.   
    • Productos farmacéuticos.
  • IVA superreducido: 4%. Se aplica a productos y servicios de primera necesidad:
    • Alimentos para animales.
    • Bebidas sin alcohol. 
    • Determinados productos farmacéuticos.
    • Determinados productos de higiene y cuidado personal.

Facturas y autónomos: cómo calcular la retención de IRPF

La retención del impuesto sobre la renta es una parte crucial del proceso de recogida y declaración de los datos del impuesto sobre la renta de las personas físicas. Para los empresarios, la retención puede ayudar a evitar las sanciones y el fraude fiscal.

Para los trabajadores, la retención del impuesto sobre la renta puede ser una experiencia tanto positiva como negativa; por un lado, puede ayudar a compensar la obligación de pagar el impuesto sobre la renta, pero por otro lado, puede llevar a un pago insuficiente de impuestos si no se hacen los cambios pertinentes.

Para asegurarse de que la retención se hace correctamente, es útil tener un conocimiento claro del proceso y saber qué esperar. He aquí algunos consejos para calcular eficazmente la retención del impuesto sobre la renta de los trabajadores autónomos:

  • En primer lugar, calcula tu obligación fiscal utilizando los tipos impositivos y el estado de declaración adecuados de tu propia biografía fiscal.
  • A continuación, añade a tu biografía fiscal los créditos y ajustes aplicables. Esto puede incluir cualquier impuesto retenido de tu última nómina o las contribuciones realizadas a las cuentas de jubilación.
  • Una vez que hayas calculado tu obligación fiscal y añadido los créditos y ajustes aplicables, multiplica esa cifra por el porcentaje de retención correcto para tu estado civil. Por ejemplo, si eres una empleada soltera que declara como cabeza de familia, multiplicarías tu obligación fiscal por el 20% para obtener el importe de tu retención.
  • Por último, ingresa tu retención en tu cuenta en un banco o cooperativa de crédito en los 15 días siguientes a su recepción. Esto te ayudará a asegurar que tu retención es correcta y te permitirá presentar tu declaración de la renta a tiempo.

Problemas habituales con las facturas

Cuando se trata de crear, enviar o cobrar facturas, las empresas se encuentran con una amplia gama de problemas o incidencias.

Algunos de los problemas más comunes son los cobros mal asignados, los importes y las fechas incorrectas, y los cheques perdidos o retrasados.

Además, las empresas pueden encontrarse con problemas de retrasos en los pagos y disputas sobre la propiedad de la factura.

Si tu empresa tiene que lidiar con estos problemas de forma habitual, hay algunas estrategias que pueden ayudar a reducir el riesgo de encontrar problemas. Por ejemplo, es importante tener políticas y procedimientos claros para crear, enviar y cobrar facturas, así como formación para todos los empleados sobre cómo seguir esas directrices.

También es importante tener un buen sistema para la gestión de las cuentas por cobrar, incluyendo un sistema de seguimiento de los importes vencidos y las sanciones por retraso en los pagos. Siguiendo estos sencillos consejos, las empresas pueden ayudar a mitigar los riesgos asociados al envío, cobro y creación de facturas.

Consejos y recomendaciones para llevar a cabo una buena facturación

  • Ten una política o protocolo de facturación que sea claro y conciso
  • Tener una comprensión básica de la terminología relacionada con la facturación
  • Asegúrate de incluir toda la información necesaria en tu protocolo, como por ejemplo cuándo y cómo vas a facturar a tus clientes
  • Crea una plantilla de factura que sea fácil de usar y de seguir. O mejor aún, utiliza un software de facturación específico, te ahorrará muchas horas de trabajo!
  • Envía las facturas lo antes posible, normalmente en un plazo de 2 a 3 días laborables tras recibir el pago de tu cliente
  • Si tienes preguntas o dificultades para crear una factura, no dudes en pedir ayuda a tu gestor o proveedor de aplicación de facturas.

¿Qué es la factura electrónica?

La facturación electrónica (e-factura) es el proceso de enviar y cobrar facturas electrónicamente. Esto puede hacerse mediante un generador de facturas online o un software, o mediante facturas en papel.

Al enviar una factura electrónica, es importante incluir toda la información necesaria, como la fecha y el importe de la factura, así como la dirección del cliente y la información de pago.

Además, es importante tener políticas y procedimientos claros para crear, enviar y cobrar facturas, así como formación para todos los empleados sobre cómo seguir esas directrices.

¿Qué es FACe? Punto General de Entrada de Facturas Electrónicas

El FACe es el Punto General de Entrada de Facturas de la Administración General del Estado. Permite remitir las facturas en formato electrónico a los organismos que aceptan la recepción de estos documentos y están registrados en el sistema.

Además, ahora puedes presentar esos mismos tipos de documentos a través del FACe y evitar tener un punto de entrada individual por cada organismo, ya que el código DIR3 cubre los tres requisitos: oficina contable, organismo gestor y unidad de tramitación.

FACe permite a las empresas modernizar sus procesos contables, creando una forma eficiente y segura de gestionar sus necesidades de facturación.

Además, FACe permite a las empresas conectarse con los organismos gubernamentales, creando una forma eficiente de gestionar y distribuir facturas electrónicas, suponiendo una gran ayuda para empresas que trabajan a menudo con las Administraciones Públicas.

Preguntas frecuentes a la hora de hacer facturas

¿Puede una empresa facturarse a sí misma?

Para poder facturar por sí misma, una empresa debe tener su propia tarjeta de crédito, cuenta bancaria y otros recursos financieros.

Sin embargo, es importante tener en cuenta que hacerlo puede crear una serie de problemas legales. Por ejemplo, se puede considerar un fraude si una empresa utiliza su propia tarjeta de crédito para cargarse a sí misma las compras personales o si pide un préstamo utilizando las tarjetas de crédito que pertenecen a sus empleados.

Además, puede crear un riesgo de problemas fiscales si la empresa no cumple las leyes fiscales locales o federales. Por ello, es esencial que las empresas revisen las implicaciones legales de facturarse a sí mismas antes de dar ese paso.

¿Cuál es mi número de identificación fiscal en España? ¿Que es NIF? ¿Y el CIF?

Siguiendo la definición de la Economipedia, «El Número de Identificación Fiscal (NIF) es un código alfanumérico, es decir, se compone de números y letras. El fin del NIF es el facilitar a la Administración Pública la identificación de personalidades, tanto jurídicas como físicas«

Dicho de otro modo, el NIF en España es un número que se asigna a cada ciudadano o empresa española a partir de su registro de información fiscal personal. Este número se utiliza para identificar al contribuyente, presentar los impuestos y realizar reclamaciones fiscales. 

Para obtener tu número de identificación fiscal en España, primero debes llevar tu prueba de identificación a la oficina de impuestos. También se te pedirá que proporciones información sobre tus impuestos personales, como ingresos y gastos.

Una vez que hayas presentado toda la información requerida, se te asignará tu número de identificación fiscal y se mostrará en tu tarjeta de identificación oficial. 

También conviene señalar que antiguamente recibía el nombre de «CIF» o «Código de Identificación Fiscal«, pero este término ya no está en uso oficialmente desde el año 2008. Aunque a nivel de calle es fácil escuchar o leer este viejo término.

¿Son legales las cooperativas de facturación en España?

En la mayoría de los países, la respuesta a la pregunta de si un determinado tipo de empresa es legal depende de si cumple la ley. Sin embargo, la naturaleza de las cooperativas hace que la respuesta a la pregunta de si una cooperativa concreta es legal dependa en gran medida de sus circunstancias específicas.

En algunos países, como España, la respuesta general sería que las cooperativas son legales en España siempre que cumplan los requisitos y procedimientos necesarios. Pero esto deja abiertas muchas puertas a la interpretación, y de hecho existen jurisprudencias que chocan con los dictámenes de la Inspección de Trabajo y con otras leyes.

Por tanto, no es un tema claro en absoluto, y el riesgo de ser sancionado por utilizar los servicios de una cooperativa de facturación es elevado. No hay más que fijarse en la resolución contra compañías acusadas por tener en sus plantillas falsos autónomo, como los afectados por la conocida «Ley Rider» (ver en el BOE)

¿Cuánto tiempo hay que guardar las facturas de un negocio en España?

La respuesta a esta pregunta depende de varios factores, como el tipo de empresa y las necesidades individuales de tu negocio. Para la mayoría de las empresas, es aconsejable conservar las facturas comerciales en España durante un mínimo de cinco años.

Siendo un poco más exactos, y atendiendo a las diferentes normas, podemos concretar estos plazos:

  • 5 años para operaciones habituales y transacciones no mercantiles
  • 6 años cuando las facturas reflejen transacciones mercantiles
  • 10 años si se está tributando en Sociedades y ha existido una base imponible negativa.

Esto te dará tiempo suficiente para recuperar cualquier deuda pendiente, así como para que cualquier parte interesada descubra los detalles de tu relación comercial. 

En cualquier caso, y gracias a las facilidades que nos ofrecen las nuevas tecnologías y diferentes tipos de ERPs en la nube, podemos seguir un consejo sencillo: guarda tus facturas sin un límite de tiempo en mente, y así te aseguras de disponer de ellas para siempre. Es un consejo fácil de seguir y te proporciona tranquilidad.

¿Qué es Ticket BAI del País Vasco?

TicketBAI (o TBAI) es un proyecto compartido entre las Diputaciones Forales y el Gobierno del País Vasco que pretende establecer una serie de obligaciones legales y técnicas para que, a partir de la entrada en vigor de TBAI, todas las personas físicas y jurídicas que desarrollen una actividad económica utilicen un software de facturación que cumpla los requisitos técnicos que se especifiquen.

Como hacer una factura con Cloud Gestion Software ERP

Cloud Gestion Software es una aplicación web para gestionar todos los aspectos de tu empresa de forma fácil, rápida y desde cualquier lugar con acceso a Internet.

Se trata de un programa de facturación para autónomos, empresas y profesionales que facilita todo el proceso de creación, gestión y almacenamiento de facturas. Además, cuenta con muchas otras funciones: agenda, avisos y partes de trabajo, presupuestos, albaranes, compras, etc

Te permite hacer facturas o completar proyectos con sus documentos, como balances de ingresos y gastos: ¡es una tecnología similar a la de un ERP, mejorada con funciones de gestión avanzadas!

Algunas de las funciones básicas de facturación de Cloud Gestion son:

  • Crear facturas online y enviar albaranes, presupuestos, facturas proforma.
  • Crear avisos de trabajo entre tu equipo, gestionar partes de trabajo y control de stock o almacén.
  • Gestionar pedidos de compra y venta, recibos, remesas bancarias y facturación en origen.
  • Crear contratos de mantenimiento correctivo y preventivo (módulo SAT).
  • Seguir la trazabilidad entre documentos (albarán > factura, parte trabajo > factura, etc…)
  • Generación de factura electrónica con el Sistema FACe
  • Etc, etc.

En definitiva, Cloud Gestion Software ERP simplifica y agiliza tus métodos de facturación, para que ganes en tiempo, organización y productividad para la empresa o negocio. Te dejamos un vídeo presentación de la aplicación:

Conclusión

La facturación es una parte necesaria de cualquier negocio y puede ser muy compleja. En esta guía, hemos intentado explicar muchos de los aspectos importantes del proceso, desde la creación de una factura hasta la preparación de una factura FACe. Si tienes alguna duda sobre la facturación o cualquier otro aspecto del tema, escríbenos y estaremos encantados de ayudarte. ¡Feliz facturación!

Quiero probar la DEMO de Cloud Gestion

¿Quieres que te llamemos? ☎

Déjanos tu número te teléfono y te contactamos en breve.
Si lo deseas (es opcional) indica también tu email u horario que te venga bien para llamarte.

¡Solo un momento, por favor!

Antes de irte, solicita tu acceso a la Demo...

¡es gratis y puedes probarla cuanto quieras!