Mantenimiento Preventivo. Que es y para qué sirve

Mantenimiento Preventivo. Que es y para qué sirve

Actualizado el: 24 septiembre 2021

A menudo hablamos en nuestros artículos sobre el mantenimiento preventivo (a veces también  sobre el correctivo) siendo un concepto muy habitual para ciertos tipos de empresas. En el siguiente artículo vamos a ahondar en estos términos.

Definición y concepto

Podemos definir el mantenimiento preventivo como el conjunto de acciones e intervenciones realizadas en los equipos, máquinas o activos de forma sistemática con el objetivo de prevenir averías, prolongar la vida útil de los aparatos y evitar los imprevistos o suspensiones de la actividad de los equipos.

Hay que subrayar que el mantenimiento preventivo se realiza en maquinaria en funcionamiento activo, diferenciándose de este modo del mantenimiento correctivo, que se aplica cuando ya se ha producido un fallo en los equipos.

Estos aparatos o máquinas pueden pertenecer a la propia empresa, y se trataría de un mantenimiento interno, o bien pueden ser de clientes que tengan contratados nuestros servicios de reparación y mantenimiento.

Por ejemplo, una empresa  de transportes hará muy bien en tener un plan de mantenimiento preventivo para su flota de vehículos. Es decir, se trata de un planteamiento dentro de la empresa y para la empresa.

Por otro lado, podemos encontrarnos con una empresa de climatización y calefacción que proporciona a sus clientes servicio de mantenimiento de sus instalaciones, todo ello plasmado en su correspondiente contrato. En este caso, el plan de mantenimientos preventivos es un servicio externo que proporciona la empresa.

¿Para qué sirve el mantenimiento preventivo?

¿Para qué sirve el mantenimiento preventivo?

Como hemos dicho antes, una de las principales funciones del mantenimiento preventivo es el poder evitar fallos o averías que paralicen a una máquina o equipo, adoptando para ello una política de revisiones e intervenciones sistemáticas y planificadas.

También es cierto que si evitamos averías y mantenemos en condiciones un activo, es casi seguro que su vida útil se prolongará. Pensemos en un sencillo ejemplo cotidiano: el mantenimiento de nuestro automóvil, y en lo que pasaría si no cambiamos el aceite del motor, no revisamos la presión de los neumáticos, etc… Pues esto mismo es aplicable a cualquier otro activo o equipo.

Si hablamos en un entorno industrial, imagina las pérdidas que puede suponer para una empresa de embalaje que se estropee una parte de la cadena de montaje: paralización de la producción, tiempo perdido hasta que se repara el equipo, pruebas, puesta en marcha de nuevo, etc….

Es por motivos como estos que las empresas precavidas y eficientes deciden realizar una labor de cuidado de sus activos mientras funcionan, y no esperar solo al momento crítico de una avería. Por supuesto, nada garantiza que estos fallos se produzcan, pero sin una actitud proactiva siempre será más sostenible que una tan solo reactiva.

En general, podemos afirmar que adoptar un buen plan de prevención de situaciones críticas disminuye el factor sorpresa, permite una mejor planificación y aumenta la productividad de una empresa.

Como realizar mantenimiento efectivos y eficaces

Como realizar mantenimiento efectivos y eficaces

Existen muchas formas de abordar un buen plan de mantenimiento preventivo, ya que la diversidad de situaciones empresariales es enorme. Ya hemos comentado antes que el plan puede ser para nuestro propio negocio, o bien un servicio para nuestros clientes.

Por ejemplo, atendiendo a la frecuencia de revisiones o intervenciones, podemos diferenciar 2 tipos:

  • Basado en el tiempo. Esto es, se planifican una serie de revisiones periódicas y sistemáticas de acuerdo con un calendario establecido (internamente, o con nuestros clientes), al margen de la utilización que se dé al equipo en cuestión.
    Por ejemplo, una empresa de gas que realiza revisiones de calderas 1 vez al año, de forma programada.
  • Basado en su utilización. Aquí se interviene cuando la máquina o equipo han cumplido un cupo o ciclo de utilizaciones. Por ejemplo, una empresa de fotocopiadoras que realiza revisiones cuando se realizan 50.000 copias.

También hay que aclarar que el mantenimiento preventivo es realmente útil cuando se puede establecer una cierta predicción sobre los posibles fallos de un equipo (algún tipo de patrón), y esto suele  darse en activos de cierta complejidad, cuyos fabricantes ya recomiendan de antemano una serie de intervenciones basada en sus propios estudios estadísticos.

Dicho de otro modo, no podemos aventurar ni predecir cuando se fundirá una bombilla ni cuando se pinchará la rueda de un camión. Pero es muy posible establecer un patrón sobre una máquina remachadora (que se va desajustando con el tiempo), o sobre una caldera que debe ser limpiada cada x tiempo.

También debemos tener cuidado de no resultar excesivamente celosos y pasarnos de preventivos, algo que a veces ocurre cuando realizamos labores de mantenimiento innecesarias, en las que gastamos recursos y con las que dilapidamos la productividad.

Software ERP para empresas de mantenimiento

Software ERP para empresas de mantenimiento

Un elemento a tener en cuenta la hora de establecer nuestro plan de mantenimiento preventivo es elegir una aplicación informática que nos permita organizarnos bien… y si, ¡has acertado! Cloud Gestion es un software que te vendrá genial para ello 🙂

Gracias al Módulo SAT GMAO de nuestro ERP, podrás realizar una completa gestión de tus activos, en caso de uso interno, o llevar una gestión de contratos de mantenimiento en caso de proveer de este servicio a tus clientes.

La idea es que nuestro software SAT te facilite la gestión de todo el apartado de mantenimiento preventivo, pero también correctivo, por lo que tendrás toda la información centralizada y disponible. Algunas de las funciones que tendrás disponibles son:

  • Planificación y organización de avisos mediante una Agenda y sistema de comunicación interna mediante email
  • Gestión de avisos y revisiones programadas, pedidos, presupuestos, facturas
  • Gestión de contratos de mantenimiento, para facilitar las tareas administrativas mediante la facturación periódica.
  • Avisos por email o SMS de tareas de mantenimiento próximas a realizarse
  • Alta y seguimiento independiente por máquina o aparato instalado, evitando errores y confusiones
  • Historial de cada contrato, aparato o reparación realizada mediante un ágil y útil sistema de Partes de Trabajo
  • Subida de imágenes a la aplicación desde el móvil por parte del operario
  • Recogida en el acto de la firma del cliente tras una incidencia, firmando en el móvil o tablet del técnico
  • Trazabilidad de los documentos generados para un mayor control
  • Renovación fácil y rápida de contratos, etc

También te dejamos el siguiente enlace a nuestros vídeos explicativos del apartado SAT, seguro que te interesan!

Quiero probar la DEMO

¡Solo un momento, por favor!

Antes de irte, solicita tu acceso a la Demo...

¡es gratis y puedes probarla cuanto quieras!

¿Quieres que te llamemos? ☎

Déjanos tu número te teléfono y te contactamos en breve.
Si lo deseas (es opcional) indica también tu email u horario que te venga bien para llamarte.