La productividad: factor clave para el éxito de empresas y autónomos

La productividad: factor clave para el éxito de empresas y autónomos

La productividad de una empresa es uno de los factores principales, por no decir el más importante, en el éxito de un negocio. Tanto si hablamos de grandes empresas, de pymes o de autónomos, queda fuera de toda discusión su gran importancia.

Cuando piensas en crear una empresa, lo primero que valoras es si serás capaz de producir lo suficiente y a la velocidad adecuada como para generar ingresos. Esto hace que cualquier sistema que te permita aumentar la productividad y crear más de aquello que vendas con menos esfuerzo, menos coste y menos tiempo sea algo enormemente atractivo.

Sobre ello te queremos hablar hoy, de la importancia de la productividad en una empresa y de las mejores maneras para conseguirlo.

ÍNDICE

La importancia de la productividad para autónomos, negocios y empresas

Cuanto más grande sea la empresa, más importancia se le da a la productividad y más elementos se utilizan para mejorarla. Esto sucede, entre otras cosas, porque se tienen más recursos y sus directivos pueden permitirse una mejor gestión, pero para pequeñas empresas e incluso autónomos no es tan difícil hacer lo mismo.

El primer paso es aceptar que la productividad es fundamental para tus resultados y que está en tu mano poder mejorarla. Tras esto, solo necesitas tomarte algún tiempo para trabajar en el análisis de los fallos actuales y en la planificación de las mejoras. En principio puede parecer una pérdida de tiempo y, en consecuencia, una menor productividad empresarial, pero nada más lejos de la realidad. Este análisis servirá para que tu trabajo a partir de entonces sea mucho más productivo y, como consecuencia, tus ingresos serán mayores.

La productividad y la innovación van de la mano. Busca siempre mejorar tus procesos

La productividad y la innovación van de la mano. Busca siempre mejorar tus procesos

¿Qué elementos te ayudarán a mejorar tu productividad laboral?

Como no siempre es fácil analizarse a uno mismo y sus rutinas de trabajo, vamos a ayudarte con una lista de los elementos que, añadidos a tu gestión habitual, harán que tu rendimiento mejore a pasos agigantados.

Establecimiento de metas y objetivos

Si posees una empresa pequeña o trabajas por tu cuenta es probable que tu jornada laboral se vea empujada por la inercia. Simplemente realizas tu trabajo. Pero no debes olvidar que establecer una serie de objetivos laborales puede ser un gran impulso para ti.

Fuera del contexto empresarial puede ser algo obvio. Si estás caminando y tienes un destino en la mente llegarás más rápido que si simplemente caminas y esperas encontrar algo que te guste. Trasladándolo al ámbito laboral sucede exactamente igual: al establecer un objetivo concreto sabrás exactamente cuál es el camino a seguir y los pasos que debes dar hasta conseguirlo.

Las metas te ayudarán a ser mucho más productivo y a ahorrar mucho tiempo.

Aprender a delegar

Este enfoque resulta obvio en empresas grandes, puesto que ya poseen diferentes departamentos y cada uno se encarga de las tareas que tiene asignadas. Pero si tú posees una pequeña empresa es frecuente que te sientas responsable de todas y cada una de las acciones que se han de llevar a cabo.

En ocasiones asumirlo todo ahorra costes, pero casi siempre el delegar algunas responsabilidades en otros empleados o incluso en empresas externas, ahorra tanto tiempo que merece la pena. Además, al tener que responsabilizarte de menos cosas podrás poner el foco en las realmente productivas y no te supondrá un gasto, sino un ahorro.

Planifica el día con antelación

Asigna unas tareas a cada día de la semana, e incluso a cada hora del día. No es lo mismo comenzar una jornada laboral con una pila de papeles enorme por revisar, que tener estructuradas las tareas que vas a llevar a cabo ese día, y el tiempo que le vas a dedicar a cada una de ellas.

Es habitual que si no tienes esta planificación aumentes inconscientemente el tiempo que le dedicas a cada tarea, ya sea por falta de concentración, por intentar ser demasiado perfeccionista o por cualquier otra razón. Planifícate y tu productividad aumentará.

Utiliza programas de gestión online

Contar con un software en la nube completo y sencillo para tu empresa al que puedas acceder de manera online y que te permita la gestión de la misma es un gran ahorro de tiempo. No necesitarás contar con tantos informes y documentos en papel ni llevarlos de un sitio a otro. Tampoco necesitarás trabajar con un ordenador o un dispositivo concreto, puesto que estas herramientas en la nube te permiten acceder a ellas desde cualquier ordenador, móvil, tablet o dispositivo con conexión a Internet.

Los autónomos y pequeños negocios también deben mejorar sus niveles de productividad

Los autónomos y pequeños negocios también deben mejorar sus niveles de productividad

No pienses que trabajar sobre la productividad de una empresa es algo que solo puede realizarse en grandes corporaciones. En tu pyme, empresa o en tu actividad como autónomo también podrás mejorarla con estos simples consejos. En poco tiempo comprobarás cómo aumenta tu rendimiento y, por supuesto, tus ventas y tus ingresos. Comienza a poner en práctica lo que aquí te explicamos y estamos seguros de que notarás una gran diferencia.

Conclusión

Desde Cloud Gestion te animamos a que reflexiones sobre este tema crucial, la productividad de empresas y autónomos, y saques conclusiones que puedas aplicar a tu negocio. Recuerda que mejorar la productividad puede aumentar tus márgenes de beneficio y potenciar tu empresa, y es uno de los factores que te permiten diferenciarte y desmarcarte de empresas de tu competencia.

La innovación y la búsqueda constante de mejoras de procesos son elementos que van muy ligados a la productividad, no los dejes de lado. En el apartado de administración y gestión empresarial, nosotros ponemos a tu disposición Cloud Gestion, un programa de facturación online perfecto para que trabajes de una forma mucho más productiva. Contáctanos y te informamos sin compromiso alguno.

×
Hola 🙂¿En qué podemos ayudarte?