Cómo realizar un análisis de la competencia. Ejemplos y beneficios

Cómo realizar un análisis de la competencia. Ejemplos y beneficios

Llevar a cabo un análisis de la competencia resulta fundamental a la hora de encarar con posibilidades de éxito la entrada o el mantenimiento de las posiciones en el mercado.

La demanda es un concepto, por definición, limitado. Por lo que tú, como parte de la oferta, debes estar en condiciones de satisfacer sus necesidades.

Nos encontramos, por lo tanto, ante la disputa por unos recursos escasos, puesto que se van a repartir entre diversos candidatos. Por consiguiente, te conviene incrementar, todo lo posible, tu competitividad.

De esta manera, tu volumen de mercado puede ser mayor. Y tus ingresos, objetivo principal de una empresa, también van a ir en aumento.

A continuación, te contamos las principales ventajas que derivan de esta técnica empresarial. Te las explicaremos, de forma transversal, en este artículo, de igual manera que te proporcionaremos ejemplos para que comprendas cómo se materializan. Presta atención.

Las claves de estudiar a tu competencia

Como te hemos avanzado, un negocio no se desempeña en un ámbito cerrado, sino que lo hace en plena competencia con otros.

De su capacidad para exhibir buenas condiciones derivará, por tanto, su supervivencia frente al resto. Esta depende, sin lugar a duda, del favor de su target o público objetivo.

Estudiar a la competencia no significa espiarla. No se trata, por supuesto, de recurrir a métodos ilegales o éticamente reprobables.

No en vano, nuestro país cuenta con normativas para perseguir el espionaje empresarial o el robo de información comprometida.

Cómo realizar un análisis de la competencia. Claves

Asimismo, analizar la competencia no implica sobrevalorarla ni bloquearse por estar más pendiente de ella que de hacer prosperar tu organización. Consiste, básicamente, en realizar un estudio ponderado del entorno o sector en el que te vas a mover.

Si buscas información de tus competidores, es debido a que quieres saber cómo encajas en ese microcosmos empresarial. Por eso, tienes que evitar el efecto bola de nieve. Evaluar a otras empresas, en primer lugar, pasa poder acotar el objeto de estudio.

Y, una vez hecha esta primera especificación, es el momento de establecer un método y seguirlo con rigor y disciplina. De lo general a lo concreto. Es lo que vamos a intentar hacer en este texto. Toma nota.

La definición de la competencia y ejemplos prácticos

Un primer paso que tienes que dar a la hora de abordar las claves de tu competencia es el de saber qué firmas te van a influir. Y, en este sentido, tienes que fijarte, sobre todo, en la competencia directa e indirecta.

La competencia directa

Los competidores directos van a destacar por el hecho de que trabajan los mismos bienes o servicios que deseas vender en tu empresa.

Van a hacerlos más directos aún factores como la proximidad geográfica, las necesidades hacia las que se orientan o las cohortes de edad a las que se dirigen.

Ejemplos paradigmáticos de competidores directos son Coca-Cola y Pepsi o Burger King y McDonald´s. Incluso el Real Madrid y el FC Barcelona se esfuerzan en proyectar valores propios y diferenciales ante su público no local.

La competencia directa satisface las mismas necesidades que nuestro servicio o producto y comparte nuestro mismo público objetivo.

Ya habrás observado que la lucha por un mismo tipo de público ha supuesto que adopten diferentes narrativas de marca. Por ejemplo, Coca-Cola impulsa un relato de calidad tradicional y familiar, mientras que Pepsi se inclina por uno de rebeldía y más juvenil.

Es normal que, al compartir clientela, ambas marcas estudien cómo pueden imponerse. Este mutuo estudio no solo implica hacia qué perfiles aproximarte, sino también en cuáles no conviene tanto dar la batalla, por estar fidelizados por el adversario.

Si se trata de entrar en un mercado ya existente, puede hacerse intentando parecerse a sus líderes o introduciendo factores disruptivos.

En el primero de los casos se inserta el benchmarking, que hace un seguimiento de la producción y del know how de las firmas líderes para tratar de aplicar las conclusiones a sus pautas de trabajo. Pero el análisis de los competidores es, como vas a leer, mucho más que el benchmarking.

Cómo realizar un análisis de la competencia. Benchmarking

La competencia indirecta

Es un tipo de competencia que se caracteriza por su parecido en la prestación del servicio y la diferencia en el producto final concreto.

Es una competencia de segundo grado, en la cual se comparten el sector y los canales de distribución. No resulta tan preocupante para el analista, aunque sí acaba influyendo en su caladero.

Es la que se da, por ejemplo, entre los proveedores de cerveza y los de vino. No se va a producir un contraste directo entre las calidades específicas del producto, sino un debate más amplio y profundo. Se van a poner en valor conceptos como estilo de vida, segmentos de población, edad, etc.

Aprovecha Internet

Hoy en día, cualquier analista del entramado empresarial de su incumbencia debe pertrecharse de aplicaciones digitales. Le permitirán medir hacia dónde se está orientando su competencia.

En este aspecto, se ha revelado como de gran importancia el posicionamiento SEO. Y no solo por desvelar estrategias publicitarias de las firmas, sino, sobre todo, por el hecho de que patentiza de qué modo se presentan en el mercado en función de cómo las busca su público objetivo.

Por consiguiente, una de las primeras labores a realizar es la de googlear los conceptos por los que los negocios competidores quieren hacerse conocidos.

De esta forma, descubrirás si abarcan un mercado amplio o se centran en alguna característica de su empresa o solo en una zona concreta.

Si buscas a conciencia y con diferentes criterios, obtendrás interesantes reflexiones acerca de qué espacio, como emprendedor, te dejan o cual puedes aprovechar mejor.

Cómo realizar un análisis de la competencia. Utilización de Internet

Asimismo, pon atención al manejo de las redes sociales empresariales y a los testimonios que en ellas dejan sus clientes. La reputación de una organización es hoy en día un requisito básico.

Se enmarca en la Responsabilidad Social Corporativa. No pierdas de vistas las acciones solidarias o integradoras que llevan a cabo.

No olvides que tienes a tu disposición sofisticadas aplicaciones para optimizar estos procesos de análisis y cribar la información más relevante.

También puedes observar mediante qué estrategias y herramientas intenta conducir a su target hacia la fidelización y posterior conversión. En resumidas cuentas, Internet te permite medir los términos de la competencia que quedan registrados online. No debes desperdiciar las métricas que te proporciona.

Los puntos claves de la competencia

A la hora de constatar el perfil de los que compiten contigo por un mismo mercado, te vas a tener que centrar en unos parámetros básicos. Son los siguientes:

Los productos

No se trata de que los copies, sino de observar qué hace diferentes a los del resto de empresas. De hecho, si intentas replicar un modelo que ya existe, lo normal es que fracases, puesto que se preferirá al original ante que a la copia.

Debes evaluar las características y prestaciones para intentar dar visibilidad a algún valor añadido que haga deseable el producto o servicio que ofreces.

Las ventas

Fijarte en los que más venden siempre es un buen indicador. No es la única explicación de un éxito empresarial, pero te ha de servir para separar el grano de la paja.

Unas empresas serán modelos de competidores para tener en cuenta, mientras que otras podrán ser soslayadas en tus planes expansivos.

El marketing

La propaganda de una firma te va a aportar datos y sensaciones acerca de su estado. Si tiene una presencia masiva y atractiva, por lo general, se deberá a unas circunstancias boyantes.

La segmentación de los criterios publicitarios te facilita pistas relativas a dónde se encuentran los clientes y qué empresas se los están trabajando.

Las cuentas

Comprenden más que las ventas. Suponen la carta de presentación más fiable de la situación económica y financiera de una empresa. Por eso, resultan muy útiles a la hora de encarar negociaciones como fusiones, franquicias o préstamos.

Te recordamos que algunos de estos datos, como también otros patrimoniales e inmobiliarios, son de naturaleza pública. Así que los vas a poder rastrear en los registros administrativos.

Los principales beneficios de examinar a tu competencia

Por último, remarcamos que escrutar las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades de tus adversarios tiene premio.

No es cuestión de plagiar, sino de ubicarte convenientemente en tu propio espacio, dentro de un sistema empresarial con sus propios códigos y relaciones de interés y poder.

Lo primero que debes comprobar es si tu proyecto es viable y sostenible. Y esto no lo determina solo la robustez de tus recursos, sino que depende también de la concentración que exista en el sector en el que te pretendes introducir.

Conclusión

Por lo tanto, ha de quedar claro que representas una oportunidad. Lo vas a poder plasmar si has encontrado un nicho de mercado. Una vez posicionado, necesitas hacer no solo notoria, sino también especial, tu oferta.

Tu público de referencia deberá saber distinguirte por unas cualidades o prestaciones específicas: precios, imagen de marca o branding, características de los productos o servicios…

Por último, una estrategia de marketing debe visibilizar y acrecentar tu presencia. De esta manera, sentarás las bases para una ampliación de mercado.

En definitiva, el análisis de la competencia es un paso previo indispensable antes de emprender. Solo así conseguirás beneficios como un retorno de inversión que te compense. Incluso puedes solicitar una auditoría competencial.

Quiero probar la DEMO de Cloud Gestion

¿Quieres que te llamemos? ☎

Déjanos tu número te teléfono y te contactamos en breve.
Si lo deseas (es opcional) indica también tu email u horario que te venga bien para llamarte.

¡Solo un momento, por favor!

Antes de irte, solicita tu acceso a la Demo...

¡es gratis y puedes probarla cuanto quieras!