El modelo 115. Para que sirve y quien debe presentarlo

El modelo 115. Para que sirve y quien debe presentarlo - Cloud Gestion

Actualizado el: 30 julio 2022

El modelo 115 se realiza cada tres meses para llevar a cabo las retenciones practicadas en los alquileres inmuebles y localizadas en zonas urbanas, como por ejemplo naves, oficinas y locales. (Ver más sobre impuestos)

En todos estos alquileres se lleva a cabo una actividad empresarial. Son lo que tradicionalmente conocemos como establecimientos para negocios o asesorías.

Para que no tengas ningún problema con Hacienda, en esta entrada te explicamos en profundidad qué es este modelo y cómo cumplimentarlo. ¡Sigue leyendo atentamente para no perderte ningún detalle!

¿Qué es el modelo 115?

Lo primero que debemos dejar claro es qué es exactamente el modelo 115. Se trata de un formulario de Hacienda que indica las retenciones de IRPF que han de declarar tanto autónomos como empresas. Estas se han de liquidar según el pago de sus alquileres a lo largo de tres meses, es decir, de manera trimestral.

Entonces, ¿para quién está dirigido? Sobre todo para aquellas personas y entidades que requieran de un local alquilado para desarrollar su actividad profesional. Esta circunstancia se produce en entornos de oficina, talleres o, en definitiva, cualquier espacio de trabajo alquilado. La Agencia Tributaria solicita los datos de las retenciones realizadas en la factura mensual del alquiler.

Si nos fijamos en un ejemplo hipotético donde el local alquilado como taller u oficina es de 1.000 euros mensuales, en cada factura o recibo deberá figurar una retención del 19 %. Esto se traduce en unos 180 euros.

Este es un dinero que no tiene que percibir el propietario o arrendatario original. Es un dinero que tiene que ser tributado para las arcas del Estado. Esta declaración la llevará a cabo con la presentación del formulario 115.

En otras palabras, gracias al modelo 115 puedes señalar específicamente cuál es la cantidad de dinero que no ha percibido la persona que alquila, ya que se corresponde con el IRPF o sobre el Impuesto de Sociedades. Te recordamos que esta cantidad se ingresa a Hacienda cada tres meses.

La cantidad es fija al 19 %, una cifra que el arrendatario tiene que conocer a la hora de deducir el precio del alquiler.

¿Quién tiene que presentar este modelo ante Hacienda?

¿Quién tiene que presentar este modelo ante Hacienda?

En este apartado te queremos dar a conocer quiénes son las personas y entidades obligadas a presentarlo trimestralmente. Es una obligación que tiene el ciudadano para con las arcas del Estado. Recordemos que, en caso de posponer la presentación, la persona jurídica o entidad titulada estará afectada de una sanción económica.

En el caso que nos ocupa, la presentación del formulario 115 es obligatoria para aquellos autónomos y empresas titulares de un contrato de alquiler o arrendamiento.

En el contrato debe figurar que el alquiler es sobre un inmueble urbano, en el cual se lleva a cabo la actividad económica principal de los beneficiados. Eso sí, en el caso de inmuebles rústicos, los arrendados están exentos de presentar el modelo.

No obstante, Hacienda nos hace saber que existen ciertas exenciones que debemos valorar. A continuación, te explicamos cuáles son los casos en los que el modelo 115 no hace falta formalizarlo.

  • El primer caso de la lista se corresponde con los alquileres de vivienda. Algunas empresas ofrecen a sus trabajadores alquileres residenciales, sobre todo si ejercen una actividad económica fuera del lugar de trabajo habitual. Estos alquileres no se corresponden plenamente con centros de trabajo, por lo que no son objeto de retenciones de IRPF.
  • También están exentos alquileres con cuantías anuales bajas. En este caso, se concreta que no debe superar los 900 euros al año. Son pocos los alquileres tan reducidos, especialmente en las principales ciudades, pero siempre puede darse el caso.
  • También cuando el arrendatario tribute sobre algunos epígrafes expuestos en las Tarifas del Impuesto sobre las actividades Económicas. Esta declaración ha de estar acorde a la Sección primera dentro del grupo 861.
  • Otra exención se produce frente a los contratos denominados como arrendamientos financieros. También son conocidos como leasing financiero o arrendamiento por renting. Estos alquileres ceden al beneficiario unos inmuebles a cambio de unas cuotas periódicas.
  • Por último, cabe destacar que el artículo 9.1 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades especifica que existen algunas entidades exentas de pagar retenciones por sus rentas. Echa un vistazo a este artículo para aclarar si es tu caso.
¿Cómo rellenar el modelo 115 de Hacienda?

¿Cómo rellenar el modelo 115?

Esta sección la vamos a dedicar a responder a la pregunta de cómo rellenar correctamente el formulario 115. Recuerda que los datos deben estar acordes a tu identificación y a las retenciones correspondientes.

En caso de que algún dato no se corresponda, es posible que Hacienda te sancione y exija una cuantía económica superior a la establecida en los primeros compases. Por esta razón, te ayudamos a cumplimentar todos los datos.

En primer lugar, es necesario rellenar los datos denominados como identificativos. Esto es, en principio, tu nombre y apellidos, así como el año en el que se ha efectuado el alquiler del inmueble y, muy importante, el trimestre de ese año. Una vez cumplimentados estos datos, pasemos a explicar qué hacer casilla a casilla:

  • Casilla 1. En esta casilla se tiene que rellenar cuáles son las personas jurídicas, pymes o asociaciones a las que le pagamos el alquiler. Este alquiler, recordemos, se trata de un inmueble donde realizamos nuestra actividad económica principal. Se completa con una mención numérica. Imagina que el alquiler es compartido por tres propietarios; en este caso concreto, tendrás que tachar el número 3.
  • Casilla 2. En este apartado tenemos que indicar cuál es la base de las retenciones e ingresos a cuenta. Es decir, explicar qué cantidad supone al alquiler trimestral, que es la cifra sobre la que se aplicará el porcentaje de retención del 19 %.
  • Casilla 3. En este caso, si en la anterior hemos indicado la suma total, en esta aplicaremos ese 19 % y detallaremos cuál es la retención aplicada a ese inmueble durante los tres meses. Si es de 1.000 euros, se corresponderían con unos 180.
  • Casilla 4. Esta casilla es opcional, puesto que la administración la reserva para aquellas personas que tienen que declarar algún impuesto complementario. Ese impuesto complementario cumplirá con la obligación de ser presentado durante el mismo ejercicio anual y trimestre. Si nos equivocamos, tampoco es el fin del mundo.
    Los errores son humanos y, en este caso, Hacienda nos entiende. De este modo, si algún dato no se corresponde con exactitud, la Administración nos deja presentar otro modelo complementario al anterior. En este se detallará el resultado a ingresar de la anterior declaración de IRPF.
  • Casilla 5. Esta casilla ocupa la función de mostrar el resultado a ingresar. En muchos casos el resultado se corresponderá con el de la casilla 3. No obstante, en algunas declaraciones se aplican impuestos complementarios, por lo que las cantidades pueden variar entre las distintas personas jurídicas o entidades empresariales.
¿Cuándo hay que presentar el modelo 115?

¿Cuándo hay que presentar el modelo 115?

Este modelo se presenta cada tres meses por parte tanto de autónomos como pymes que no estén exentos. En este apartado te queremos aclarar cuándo presentarlo para que no se te pase la fecha y, en caso de error de procesamiento, queremos que conozcas cuáles son las posibles sanciones.

Primeramente, las retenciones declaradas en concepto de IRPF se tienen que presentar al finalizar los períodos trimestrales. Estos son los siguientes:

  • El primer trimestre del año recorre los meses de enero a abril. De este modo, la declaración del IRPF sobre el inmueble urbano se efectúa entre el 1 de abril al 20.
  • En el caso del segundo trimestre, entre el 1 de julio y el 20.
  • La fecha del tercero es en octubre, concretamente entre el 1 y el 20.
  • Por último, al finalizar el año fiscal, el cuarto trimestre tiene como fechas del 1 al 20 de enero.

Se puede presentar tanto en papel, en una entidad bancaria autorizada para el pago, como de forma telemática con un certificado digital para autónomo o empresa.

Presentación fuera de plazo

¿Qué ocurre en caso de presentar este formulario y su pago fuera de los plazos recién mencionados? Lo normal es que te enfrentes a una sanción, que dependerá de los requerimientos de Hacienda en la sustitutiva.

  • El recargo será del 5 % siempre y cuando ocurra en menos de tres meses.
  • Si aún no ha sido presentado en los primeros tres, tienes hasta el sexto para pagar el recargo del 10 %.
  • Es de un 15 % si se sobrepasan los seis meses y no se excede de un año.
  • En caso de que haya expirado el primer año, el recargo asciende hasta el 20 %.

Conclusión

Ya conoces qué es el modelo 115 y en qué casos se aplica. Se trata de un formulario encaminado a declarar la retención de un alquiler urbano donde se realice una actividad laboral, tanto para empresas como autónomos.

Recuerda que se presenta de forma trimestral, con un total de cuatro veces al año. Hay que tener cuidado con no exceder los tiempos de entrega para no recibir ninguna sanción o amonestación por parte de Hacienda.

Quiero probar la DEMO de Cloud Gestion

¿Quieres que te llamemos? ☎

Déjanos tu número te teléfono y te contactamos en breve.
Si lo deseas (es opcional) indica también tu email u horario que te venga bien para llamarte.

¡Solo un momento, por favor!

Antes de irte, solicita tu acceso a la Demo...

¡es gratis y puedes probarla cuanto quieras!