Qué es el capital social de una empresa

Qué es el capital social de una empresa - Cloud Gestion

Cuando inicias o das de alta una empresa, uno de los aspectos más cruciales es reunir el capital social necesario para empezar.

Por ello, es tan importante que estés al tanto del significado de este concepto y de sus implicaciones. En los próximos apartados hablaremos en detalle de este tema y de otros aspectos asociados.

¿Qué es el capital social?

El capital social es la suma total de dinero recaudado por una empresa de fuentes públicas y privadas a través de una emisión de acciones. Dado que una empresa es una persona jurídica y no puede generar dinero por sí misma, vende sus acciones a diferentes inversores, llamados accionistas. Estos accionistas obtienen acciones de la empresa contra el dinero invertido.

Este se divide en ciertas unidades de cantidad fija conocidas como acciones o participaciones. Se trata del dinero o especie recaudado por la organización al inicio de su actividad. El capital social de una empresa no es fijo y puede cambiarse mediante la emisión de nuevas acciones en ciertos momentos.

El capital social se muestra en los pasivos principales en el balance de una empresa. Podemos decir que representa lo que aportan las personas que forman una compañía. Es un momento en el que, al no tener ganancias, la iniciativa necesita comprar equipos, mercaderías o contratar personal para llevar a cabo sus operaciones.

Para que lo entiendas mejor, veamos el siguiente ejemplo. En el momento de constitución de una sociedad limitada (S.L.), dos socios aportan 1.500 € cada uno para poder crear una sociedad ante notario y pagar los primeros meses de alquiler de una oficina en la que llevar a cabo su actividad de consultoría energética.

En este caso, el capital social de la empresa es de 3.000 € y cada uno de los socios tiene el 50 % de participaciones sociales.

Valor mínimo del capital social en España

Valor mínimo del capital social en España

Las sociedades limitadas, en la actualidad, para constituirse necesitan aportar 3.000 euros, algo que deberás corroborar ante notario. En el caso de las sociedades anónimas, el capital mínimo que se debe aportar es 60.000 euros.

Tras la constitución de la sociedad, es posible ampliar o reducir el capital social mediante las correspondientes ampliaciones o reducciones.

Los motivos por los que esto se hace son diversos y van desde incrementar el valor de las reservas, pagar deudas hasta la devolución de las aportaciones iniciales de los socios constitutivos.

Importancia del capital social

Al principio de la actividad, cualquier iniciativa está expuesta en términos de financiación, ya que no genera ingresos. No se trata solo de la compra de equipos o el pago de suministros y aprovisionamientos.

Las aportaciones iniciales le ofrecen la posibilidad de planificar, con mayores garantías, su evolución a corto y medio plazo. Su importancia es tal que debes definir su cuantía en el Plan General Contable.

También es una garantía para otros inversores y para los propios empleados, que pueden desempeñar su puesto con la fiabilidad de que cobrarán a fin de mes en cualquier caso. En otro orden, sirve para establecer los niveles de responsabilidad en materia ejecutiva y el retorno en forma de dividendos.

Características del capital social

A continuación, te presentamos las principales características de este concepto financiero:

  • El capital social de la empresa permanece en la empresa hasta el momento de su liquidación.
  • Es la fuente más fiable de obtener capital para la misma.
  • Se usa como indicador de la fiabilidad de una organización de cara a los posibles inversores.
  • Dado que los accionistas son los propietarios de la compañía, esto les da derecho a participar en las decisiones de gestión.
  • Los accionistas obtienen una parte de las ganancias de la empresa en forma de dividendo contra la cantidad invertida en forma de capital social.
Tipos de capital social - Cloud Gestion

Tipos de capital social

Ahora, te explicamos los tipos de capital social que podemos diferenciar:

  • Capital autorizado. El capital autorizado es la cantidad máxima de capital social que una empresa puede emitir. La cuantía del capital autorizado se especifica en los estatutos de constitución y únicamente se puede cambiar siguiendo un procedimiento específico establecido en los propios estatutos. Por ejemplo, si el capital autorizado de una empresa es de 10.000 € y el valor nominal de una acción se decide en 10 €, entonces la empresa no puede emitir más de 1.000 acciones al público.
  • Capital emitido. Es el capital emitido a los accionistas. Puede ser inferior al capital autorizado pero no superior a este. Por ejemplo, el capital autorizado de una empresa es 10.000 € y el valor nominal de una acción es 10 €. Los dueños de la empresa decidieron que solo necesita 1.000 € de capital inicialmente, por lo que emitirá solo 100 acciones al público.
  • Capital suscrito. El capital suscrito es la cantidad de capital que realmente invierte el público. Por ejemplo, una empresa ha emitido 1.000 acciones al público con un valor nominal de 10 € por acción, de las cuales la empresa suscribió solo 600. Por lo tanto, el capital suscrito será 600 x 10, que es 6.000 €.
  • Capital solicitado. El capital solicitado es la parte del capital suscrito que está llamada a pagar sobre las acciones asignadas a los accionistas. La sociedad no podrá exigir todo el capital de una sola vez, por lo que podrá solicitar a los accionistas que paguen solo la parte exigida.
  • Capital pagado. El capital pagado es la cantidad total de capital realmente pagado por los accionistas.
  • Capital no exigido. El capital no exigido es aquella porción del capital total que la empresa aún no ha exigido pagar a sus accionistas.
  • Capital de reserva. El capital de reserva es la parte del capital no exigido que la empresa reserva hasta el momento de su liquidación. Esta parte del capital no es exigible durante la existencia de la sociedad y se reserva para los acreedores de la sociedad.

Fórmula de capital social y ejemplo

Hay dos formas de calcular el capital social de una empresa. La primera:

  • Capital social = Número de acciones en circulación * Precio de emisión por acción
  • Capital Social = (Nº de Acciones en Circulación * Valor Nominal de la Acción) + Capital Pagado Adicional.

El valor nominal aquí es el valor nominal de una acción. El capital pagado adicional es el obtenido en exceso del valor nominal de una acción.

Ampliación del capital social: pros y contras

Ampliación del capital social: pros y contras

Cuando una empresa decide ampliar el capital social, obtiene los siguientes beneficios que te comentamos:

  • Sin cuotas mensuales fijas. Una de las mayores ventajas del capital social es que la empresa no tiene que preocuparse por cuotas mensuales fijas y los pagos de los intereses que hay en el caso de los préstamos bancarios. La empresa solo distribuye sus ganancias en forma de dividendos, pero eso también puede detenerse si es necesario.
  • Flexibilidad en el uso del capital. La sociedad puede utilizar el dinero que capta a través de la emisión de acciones en la forma que decida. No hay restricciones ni requisitos relacionados con el uso de los fondos.
  • Flexibilidad en términos de obtención de capital. La empresa puede decidir cuándo emitir acciones y su cuantía. Si la compañía inicialmente requiere menos fondos, entonces puede solicitar solo esa parte del capital de los accionistas.
  • Menor riesgo. Recaudar capital a través de la emisión de acciones es menos arriesgado que otras opciones de deuda. Los accionistas de la empresa no pueden obligarla a declararse en quiebra, a diferencia de los acreedores, que pueden hacerlo en caso de incumplimiento del pago.

Las principales desventajas de aumentar el capital social:

  • Propiedad reducida. Una de las desventajas principales de obtener capital a través de acciones es la reducción del control y la propiedad de la empresa. Cada acción es parte de la empresa, y su titular es propietario de la empresa. Los accionistas tienen derecho a voto en términos de diversas políticas comerciales y de gestión. Los accionistas pueden incluso destituir al propietario del puesto de liderazgo si tienen la mayoría.
  • Mayor tasa de rendimiento. Dado que el riesgo de los accionistas es alto en comparación con los acreedores, esperarán una mayor tasa de rendimiento de la empresa.
  • Mayor coste de obtener capital. Obtener capital a través de acciones es un proceso largo y costoso. La empresa tiene que emitir los prospectos informando IPO; reducirá el costo de la publicidad, los costes legales, etc.
  • Fiscalidad. Los dividendos se pagan con los beneficios después de impuestos de la empresa, mientras que los intereses pagados por los préstamos bancarios son deducibles de impuestos.

Conclusión

A modo de conclusión, el capital social es el dinero recaudado al momento del inicio de actividad de una empresa. Las fracciones correspondientes a cada socio se denominan participaciones sociales, en el caso de las sociedades limitadas, o acciones, en el caso de las sociedades anónimas.

Es una de las principales fuentes de financiación de las sociedades, y una de las más fiables. Recaudar dinero mediante la emisión de acciones en una ampliación de capital tiene sus propios pros y contras, que debes sopesar antes de tomar decisiones de financiación de este tipo.

Quiero probar la DEMO de Cloud Gestion

¿Quieres que te llamemos? ☎

Déjanos tu número te teléfono y te contactamos en breve.
Si lo deseas (es opcional) indica también tu email u horario que te venga bien para llamarte.

¡Solo un momento, por favor!

Antes de irte, solicita tu acceso a la Demo...

¡es gratis y puedes probarla cuanto quieras!