¿Qué es el SKU? Diferencias con UPC, EAN, IAN

¿Qué es el SKU? Diferencias con UPC, EAN, IAN

Actualizado el: 20 noviembre 2021

¿Sabes qué es el SKU? Este código de referencia de almacén te permite seguir la trazabilidad de un producto, identificarlo y localizarlo en cada parte de la cadena de suministro. Te contamos más a continuación.

¿Qué es el SKU?

Es un grupo de letras y números que responde a las palabras stock keeping unit (ver definición),es decir, unidad de mantenimiento de stock. Se utiliza, sobre todo, en el ámbito del comercio electrónico y de la gestión de stock.

Por tanto, es un término muy propio del comercio minorista o retail, aunque también lo es para el mayorista o wholesale. Si trabajas en el ámbito del e-commerce o de la logística, seguro que de forma habitual tienes ante ti ejemplos variados de SKU.

Se encuentran en cajas o fichas de producto de apps, webs o marketplaces. Son códigos de barras de cada artículo. Cada empresa o comercio produce los suyos, como una manera de garantizar el itinerario de ese artículo en la cadena de almacenaje y comercialización.

SKU ¿Qué ventajas tiene?

¿Qué ventajas tiene?

Si tienes experiencia en el mundo del comercio, la logística o el almacenaje de productos, sabrás que este código integrado por cifras y letras sirve para tener localizado cada artículo en todo momento.

Gracias a él, se puede controlar de manera fácil y sencilla el inventario y organizar el almacén. ¿Qué datos te ofrece este código? Al leerlo, puedes identificar características como el precio, la marca, el color, la talla, el fabricante o el tamaño.

El orden de las letras y números viene determinado por cada comercio en base al perfil de clientes que tenga y la finalidad del negocio. En primer lugar, se ponen los datos más importantes y, de manera consecutiva, se introducen números o letras que aportan información con un menor nivel de relevancia.

Si los clientes consultan, principalmente, los precios o el fabricante, estos datos serán los primeros de la relación alfanumérica. En resumen, estas son sus características:

  • Extensión: cuenta con un número de caracteres que varía entre 8-12.
  • Está compuesto por números y por letras.
  • Normalmente empieza con una letra.
  • Se crea por cada negocio.
  • Contiene la información distintiva de un determinado artículo.

¿En qué se diferencian el SKU, el UPC, el EAN y el IAN?

En el ámbito del comercio minorista existen otras referencias de almacén además del SKU. Son identificadores como el UPC, el EAN o el IAN.

Lo que los diferencia es que, mientras que el SKU viene marcado por cada establecimiento vendedor, en el caso del resto siguen unos criterios universales y claramente determinados, para que sean entendidos con independencia de la empresa que los maneje.

El UPC

Es el universal product code. Es conocido ampliamente como el código de barras. A diferencia del SKU, está integrado solo por 12 números y no cuenta con letras.

Es universal, en el sentido de que se determina siguiendo una serie de pautas conocidas por todas las empresas y aporta información del producto y su empresa fabricante. De hecho, sirve para localizar e identificar a un determinado artículo y diferenciarlo del resto.

Este conjunto de números y barras se lee mediante el uso de escáneres en los comercios o empresas de almacenaje y de esta forma se obtiene la información de cada producto.

El EAN o IAN

Responde a las siglas de las palabras european article number o international article number. En este caso, también cuenta con un código de barras que se escanea, de 13 dígitos y sin letras. Otras características son:

  • País: Contiene información sobre el país de procedencia de la empresa en los tres primeros números.
  • Propietario de la marca: Puede conocerse gracias a las siguientes 4 o 5 cifras.
  • Código del producto: Se encuentra después del código del país y del propietario.
  • Dígito de control: Está incluido en esta nomenclatura.

En resumen, unos zapatos de una determinada marca cuentan con un código UPC universal y único, que es el mismo para cada país y para cada local comercial del mundo.

Sin embargo, cada comercio que ponga a la venta esos mismos zapatos en su catálogo puede diferenciarlos nombrándolos con un SKU determinado, que es propio y distinto del UPC, ya que cumple una función interna.

¿En qué se diferencian el SKU, el UPC, el EAN y el IAN?

Estructura del SKU

A la hora de crear códigos SKU, es necesario establecer una serie de pautas que servirán como patrón para conocer qué datos se aportan con cada una de las cifras y las letras que incorpora.

Una vez establecido ese patrón, será sencillo ir creando códigos con la misma estructura y que sean fácilmente entendibles y aporten la información de valor necesaria para cada negocio.

Como cada empresa define su forma de establecer estas combinaciones alfanuméricas, debe hacerlo siguiendo unas pautas que sirvan a sus prioridades de comercialización y experiencia del cliente.

Por eso, a la hora de embarcarse en el proceso de creación de este tipo de códigos, es recomendable que sigas estos pasos:

  • Ten en cuenta la capacidad y volumen de tu empresa y el contenido de tu catálogo de productos. A la hora de determinar el SKU, deberás dar a conocer los datos más significativos que hagan referencia al producto y su lugar en ese catálogo, ya sea por tipo, precio, materiales, tamaño, perfil de cliente o cualquier otra característica.
  • Ten en cuenta que, con estos números y letras puedes aportar la información de valor que ayude al cliente a decidirse. Por ejemplo, al leer este código, los consumidores sabrán si está destinado a un público infantil, si tiene un determinado precio o si hay más tipos de esta categoría de producto dentro de tu catálogo.

Por tanto, este código puede ser decisivo a la hora de tomar una decisión de compra y es importante que su estructura sea lo más adecuada posible a las necesidades de tu negocio y al perfil del consumidor.

De esta forma, optimizarás la calidad de la atención el cliente. Además, podrás localizar de una forma mucho más rápida y efectiva cada artículo. Tus vendedores podrán acceder a la información necesaria y al propio producto de una manera ágil, solo valiéndose de este código.

Un vendedor puede, además, saber si un determinado cliente suele solicitar con asiduidad un determinado producto. También puede comparar las características de dos productos parecidos y recomendar uno concreto al cliente en base a esta información.

Otra de sus ventajas es que permite saber el nivel de stock de una manera fehaciente. En el caso de que un determinado artículo se esté agotando, y estén a punto de terminarse las existencias, el vendedor puede proponer al cliente opciones alternativas viables y que cumplan con sus expectativas.

Estructura del SKU

Diferencia entre tienda física y comercio electrónico

A la hora de obtener rendimiento del SKU, es prácticamente igual el uso que se le puede dar en un comercio físico que en uno electrónico. La ayuda que proporciona al vendedor es igualmente útil.

En las tiendas físicas, el vendedor puede consultar en un dispositivo el código para saber el nivel de stock disponible. De esta forma, se ahorra un viaje al almacén o se evita ir mirando por las estanterías del establecimiento. Lo mismo pasa con el comercio electrónico, pero en un entorno digital y virtual.

En las tiendas físicas, además, tiene la ventaja de que, al facilitar el acceso a la información de estocaje, el SKU permite que el diseño de la tienda se realice sin la necesidad de exponer una gran cantidad de producto en las estanterías.

Es decir, se puede plantear un diseño mucho más limpio y ligero, sin que haya que crear pasillos repletos de productos. En el caso de los comercios electrónicos, las ventajas también son numerosas.

Con ellos, tienes la oportunidad de mejorar de manera notable la gestión del stock y del catálogo de productos. Además, presenta los siguientes beneficios adicionales:

  • Inventario: Puedes hacer seguimiento más fácilmente de todos tus productos y materiales.
  • Productividad: Con este código, agilizas tu trabajo y controlas la trazabilidad de los productos. Tu negocio es más efectivo y productivo. Responde más rápido a las demandas del mercado.
  • Análisis de ventas: Gracias a este código, la recolección y el análisis de datos es mucho más sencilla que haciéndolos de forma manual. Puedes saber cuánto se vende un determinado producto, en qué épocas es más demandado y también cómo sube o baja tu stock.
  • Análisis de tendencias: Puedes conocer el comportamiento de compra de los consumidores, predecir periodos de mayores ventas y periodos en los que habrá menos demanda, por ejemplo. Así evitas quedarte sin productos en periodos de alta demanda o tener demasiados en periodos de escasa demanda.

Por último, a la hora de establecer este tipo de códigos en tu negocio, asegúrate de no duplicarlos, para que el sistema interno de tu comercio sea lo más productivo y eficaz posible.

De esta manera, no habrá errores ni malentendidos a la hora de rastrear productos, analizar datos y tendencias, prever la demanda o decidir el nivel de inversión.

Lo que sí está claro es que, independientemente del nivel de ventas y de la envergadura de tu comercio, es recomendable que aprendas a diseñar códigos SKU. De esta forma, conseguirás mejoras significativas en la gestión de tu comercio.

Quiero probar la DEMO

¡Solo un momento, por favor!

Antes de irte, solicita tu acceso a la Demo...

¡es gratis y puedes probarla cuanto quieras!

¿Quieres que te llamemos? ☎

Déjanos tu número te teléfono y te contactamos en breve.
Si lo deseas (es opcional) indica también tu email u horario que te venga bien para llamarte.